martes, 22 de noviembre de 2016

¿Qué ha ocurrido con el préstamo de libros?

La verdad sobre el préstamo de libros


Estimadas familias:

Como ya saben, este curso la Consejería de Educación amplió el programa de préstamo de libros a través de los centros educativos a las familias con menos recursos. De cubrir los dos primeros cursos de primaria se ha extendido a todos los niveles de la educación obligatoria, pero claro, se ha hecho sin la financiación adecuada  por lo que el número de familias beneficiadas por esta medida es muy pequeño. En concreto, en nuestro centro sólo se han beneficiado 68 alumnos/as. Y esto por dos razones: porque el límite de renta para poder acogerse a esta medida es increíblemente bajo - 6.390,13 euros de renta anual para una familia de cuatro miembros - y porque el alumnado que se examinó en septiembre, aunque estuviese en los límites de renta marcados por la Consejería, no pudo solicitar el préstamo ya que la convocatoria se cerró en julio. Esta situación es profundamente injusta puesto que se quedó fuera de esta medida un gran número de familias que, realmente, no podía hacerse cargo del pago de los libros de texto, gasto que supone una media de 250-300 euros por niño/a.

Además, a esto hay que sumar el caótico proceso de puesta en marcha de la medida (ya nos hicimos eco de este problema en una nota de prensa que les remitimos a mediados del mes de octubre). Tal es así, que a estas alturas de curso, todavía no se ha hecho efectivo el reparto de todos los libros entre el alumnado y no estamos muy seguros de que se haya publicado el listado definitivo de personas beneficiadas aunque es verdad que la partida económica se libró a finales de octubre.

Ante esta situación, nuestra asociación decidió tener alguna iniciativa y además de denunciar la situación ante la opinión pública (cosa que por cierto generó una rápida respuesta por parte de la Consejería) inició las gestiones ante La Caixa para poder ser beneficiaria de una subvención que ayudara a paliar la situación de las familias que habían quedado excluidas del programa de la Consejería pero que aun así no podían pagar los libros de texto de sus hijos e hijas. Este programa de subvenciones de La Caixa a las Ampas contempla esta posibilidad y para ello elaboramos un proyecto que presentamos y que fue aprobado inmediatamente. Nos dieron 1.000 euros.

Inmediatamente nos pusimos en contacto con la dirección del centro para saber qué familias de las que se habían quedado fuera del programa estaban en una situación más complicada. Al mismo tiempo, algunas familias se habían puesto en contacto con nuestra asociación para solicitar algún tipo de ayuda. Puesto que ya estábamos a principios de noviembre, nos pareció que no podíamos esperar más y decidimos usar el dinero de la subvención para el fin propuesto así que hemos comprado y entregado en calidad de préstamo 5 lotes de libros de texto que han servido para aliviar la situación de algunas familias y, sobre todo, de algunos niños y niñas de nuestro centro.
En paralelo a esta medida, le propusimos al centro iniciar una campaña de recogida de libros usados del año anterior. Las familias que todavía tengan en su poder los libros que sus hijos e hijas usaron el curso pasado los pueden entregar en la conserjería del centro para que puedan ser usados este año por otras personas que los necesiten:


Desde esta asociación entendemos que es la Consejería de Educación la que debe dar respuesta a estas necesidades y evitar que situaciones de desigualdad se den en los centros educativos de nuestras islas pero también es cierto que no podemos mirar para otro lado mientras nuestros niños y niñas sufren las consecuencias de un sistema injusto. Por ello hemos decidido dar este paso adelante y contribuir a paliar esta situación generada a nuestro juicio por una  mala gestión de la Consejería y por un modelo educativo obsoleto que tiene como material casi único de trabajo el libro de texto. También queremos recordarles que nuestra AMPA lleva varios años contribuyendo a paliar otras situaciones de desigualdad que se dan en nuestro instituto y así, nos hacemos cargo de los desayunos de los chicos y chicas de Bachillerato con menos recursos ya que la Consejería con su programa de desayuno solamente cubre las etapas de educación obligatoria. También colaboramos con otro tipo de necesidades específicas como excursiones, materiales, etc.

Es intención de esta AMPA seguir denunciando las situaciones que nos parezcan injustas y es por ello que entendemos que la Consejería de Educación tiene que destinar los recursos necesarios para ofrecer una educación pública de calidad a la que puedan acceder todos los niños y niñas en igualdad de condiciones ya que en la educación está nuestro futuro.

Queremos también darles las gracias por participar en este proyecto. Sin su participación y aportación económica esto - y muchas cosas más -  no sería posible.

Atentamente.